Circuito Ciudad Vieja

Posadaalsur-montevideo

Las características de Ciudad Vieja son muy específicas: Es a la vez centro histórico y barrio portuario , sede de bancos, empresas, ministerios y residencia de una población muy reducida, centro turístico, patrimonio cultural y distrito urbano en pleno proceso de revalorización, sitio de actividades gastronómicas, entretenimiento, cultura y territorio barrial. Hay establecidos artistas con sus estudios, talleres y galerías contribuyendo de esta manera a una mayor diversidad en el barrio.

El paseo por la Ciudad Vieja tiene un gran atractivo también desde su forma geográfica en la península y su cercanía al mar, así como por su estructura urbanística y arquitectónica con referencia a la historia del lugar.

Pero no perderemos de vista el carácter diverso y heterogéneo del barrio y los procesos de transformación que se están efectuando.

En este paseo le prestaremos singular atención a la percepción y apropiación del espacio barrial y las  identidades de los actores sociales.

Estas son referencias de algunas de las zonas que caminaremos en este paseo tan singular de la Ciudad Vieja.

Visitaremos la tienda Eco Sol, un espacio de exposición y venta de productos elaborados por emprendimientos asociativos y cooperativos que comparten los principios de la Economía Solidaria . Promueve un modelo de gestión participativo y democrático, con hincapié en la inclusión social, un precio justo, la calidad del producto final, la sustentabilidad y cuidado del medio ambiente en el proceso productivo, así como un nuevo relacionamiento entre productores y consumidores que contribuya a la toma de conciencia acerca de la importancia del consumo responsable y crítico al modelo consumista.

La Ciudadela era una pequeña fortaleza militar, que se inició en 1741 y se terminó en 1780; ocupaba 145 metros cubriendo parte de la actual Plaza independencia, defendiendo a la ciudad de cualquier ataque proveniente del Este.

La Ciudadela, de la que hoy sólo queda la puerta de acceso, estuvo intacta hasta 1833 cuando demolieron los Baluartes y se cegó el foso para convertirla en Mercado Público. En 1879 se derrumba el Mercado y la puerta logró sobrevivir en la fachada de la Escuela de Artes y Oficios hasta que en 1960 se vuelve a ubicar en las cercanías de su primitiva ubicación. Ella es una reconstrucción.

A fines del siglo XVIII, la Plaza Matriz fue definida por sus grandes construcciones, el viejo Cabildo y la Iglesia Matriz, el poder político de un lado y el poder religioso del otro, tal como se acostumbraba realizar en los diseños de las colonias del Imperio español.

Fue escenario de los festejos civiles y militares y de las corridas de toros.

En 1871 se inauguró una  fuente en ocasión del comienzo de  los servicios de agua potable a la ciudad de Montevideo.

La antigua calle Sarandí fue transformada en peatonal en 1992, lo que incrementó sus características de zona comercial y de paseo.

Las medidas de revalorización del área tienen el fin de recuperar este espacio histórico y de fomentar el re poblamiento de Ciudad Vieja después de un continuo proceso de descenso de la población local.

El predio donde hoy está la Plaza Zabala alojó durante más de un siglo el edificio del Fuerte, construido entre 1766 y 1770, destinado a residencia y oficina de los gobernadores desde el tiempo de los españoles, y luego sede del Poder Ejecutivo.

El Mercado del Puerto fue inaugurado en 1868. En esa misma época el señor Juan Roldós estableció un negocio de ramos generales donde había de todo, desde botas, salchichones, vinos, yerba y  hasta algún loro.

En 1930 se transformó en bar haciendo del  “Medio y Medio” la bebida emblemática de la casa, una recatada mezcla de vino blanco seco con un espumante también blanco. Debido al éxito de la bebida, hoy se la puede encontrar ya pronta  envasada.

Así mismo existen en el barrio proyectos de reciclaje de casas con el fin de combinar la demanda por vivienda con una participación en la rehabilitación urbana, los proyectos, como el caso de Mujefas, se realizan a través de Cooperativas de viviendas de ayuda mutua, un movimiento social con larga tradición en Uruguay.

Hoy La vieja Telita es un lugar de encuentro en un multiespacio creado para socializar a través de la música, el arte y los recuerdos con el presente. Proyectada de cara al puerto, puerta de tantos inmigrantes, hoy público y artistas, barrio y turismo, jóvenes y ancianos, se unen para compartir eventos, conferencias, cine, teatro y talleres dejando un legado cultural que marcará nuestra historia.

Duración de recorrido por el barrio: aprox. 3 horas.

“Largos años anduve ensimismado con el tango feroz del arrabal, consciente de que un verso enamorado le debo a la República Oriental.         Decoré mi furrón de peregrino con bisutas de hebilla y hojalata, sabiendo que el destino era el camino a la otra orilla del Río de la Plata. La Vilariño se nos fue volando, nórdico amaneció Daniel Amaro. Lamurga Maldoror viene arrasando con su Pepe tan amplio y tupamaro. Por no hablar de vivitos coleando Viglietti, Jorge Drexler, Jaime Roos. Buen plan de vida para andar cantando, uno más tantos, muchomás que dos. Sin porteñas ganas de mal meter mil horas antes de que cante el gallo, tarde y mal quiero aquí comprometer mi corazón con sístole uruguayo. Me gusta este país dulce y agreste que ando paladeando de a poquito. No me parece mal Punta del Este, pero adoro la arena de Pocitos.  Compadre de Juan Gelman, como soy, cómplice de su espanto y de su quena, puestos a celebrar algo, hoy por hoy, brindemos por la nieta Macarena. Onetti, Benedetti, Galeano, Darnauchans, Zitarrosa, San Mateo, sepanustedes que este primo hermano, le debe un chamamé a Montevideo”

 Joaquín Sabina

 

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.